domingo, 5 de enero de 2014

Sinfonía de amor. Helena y Al Valeri.

Hola a todos, os saludo después de bastante tiempo sin hacer una entrada, así voy últimamente. En cualquier caso espero que hayáis pasado unas fiestas lo mejores posibles, y que estéis recibiendo con ilusión, esperanzas y sueños este nuevo año, 2014, que deseo que sea muy feliz para todos vosotros. Y hablando de sueños, hoy os quiero hablar sobre la última novela que me he leído, Sinfonía de amor, de Helena y Al Valeri.



Porque si de algo habla esta obra, es de sueños: sueños por cumplir, sueños anhelados, sueños inconclusos. Con una sinfonía y cadencia rebosante de sentimientos en sus letras, una de las protagonistas de esta historia, Ariadna, nos insta a que persigamos con devoción nuestros sueños y no paremos en nuestro empeño hasta conseguirlos con uñas, dientes y lo que haga falta, siempre respetando también los anhelos de los demás (y aquí he citado a la autora).

Sinfonía de amor nos cuenta la historia de dos amigas del alma, Ariadna y Ayesha, que disfrutan de pasar todos los días juntas viviendo aventuras. Pero tras un accidente fortuito, verán truncadas sus vidas y proyectos descubriendo un gigante con el que les será muy difícil luchar. Aún así, Ariadna dará una lección de vida a todas las personas que la quieren, a su público, ya que es cantante de un grupo heavy gótico, y a todos en general, con sus palabras y sus acciones, llenas de una fuerza y energía que trasmite en cada página.

 No os quiero desvelar mucho, ya que la novela es de 78 páginas, y quiero que como yo lo descubráis todo paso a paso. En cuanto a la escritura al comienzo me ha resultado confuso en algunas ocasiones, porque narra contando la historia a una segunda persona pero en otras partes cambia a una primera persona. Lo cierto es que maneja este recurso bien, y cuando utiliza la segunda persona lo veo como un estilo indirecto de diálogo. Es cierto que algunos términos me han resultado extraños porque son procedentes del dialecto de la zona de América latina, aunque es muy fácil entenderlos por el contexto. Quizás como inconveniente diría que algunas partes de la historia me han resultado algo repetitivas porque describe mucho ciertos sentimientos y sensaciones, y quizás prefiero más diálogos directos, que los que hay me han parecido algo rígidos, pero la impresión general ha sido positiva.

Hay otras partes que me han parecido realmente preciosas, ya que la autora tiene una narración bella, que va mejorando conforme avanzas en la historia.

Como temas principales he encontrado, como no podría ser de otra manera dado el título de la historia, la música que suena de fondo en todas las páginas y que la autora defiende como vehículo de la cultura. También ha retratado muy bien lo convulso de las calles, el sin sentido de la violencia, que nunca servirá para unificar opiniones, sino para destruir y distanciar más a unas personas de otras. Y es que la tolerancia es fundamental como antídoto contra esa violencia, el respeto a la diversidad de opiniones, ya que todas son válidas, y con el buen hacer de cada persona se van poniendo granitos de arena para conseguir un mundo mejor.

Por último destacar como me ha encantado el proclamo que hace Ariadna resaltando ese “carpe diem” que todos conocemos, ese disfrutar del momento presente, cada maravilloso minuto de vida, de aire que respiramos, porque es un regalo que vale más que nada en el mundo. Algo que me recuerda una frase que leí en una novela, “elevar lo cotidiano a la categoría de extraordinario”, porque lo es (mil perdones por no poner el título de la obra a la que pertenece, no lo recuerdo).  Eso y el amor que damos y que recibimos, que alimenta el alma y el corazón, es lo más importante en esta vida junto con la salud para disfrutarlo. Y otra de las cosas que nos dice en esta línea, es que no dejemos de perseguir cada uno de nuestros sueños hasta hacerlos realidad, porque la ilusión mueve el mundo y llena de vida.

El final de esta historia es totalmente inesperado y triste, pero acertado y bueno;  deja con ganas de saber mucho más, la última página me ha encantado. Con sus más y sus menos, me ha encantado lo que esta historia trasmite, un mensaje lleno de sentimiento y contenido susurrado como una melodía que llega al corazón.

Muchas gracias al autor por permitirme leer su historia.

Abrazos y besos



3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Hada, por tu entrada. Una hermosa reseña, un abarazo.

    ResponderEliminar

Me encantan vuestros comentarios, poder compartir entre todos este gran universo de la literatura y la vida en general, así que si tenéis unos minutitos podéis dejar vuestro granito de arena por aquí ¡Besos!